aviarioexposito
  DIAMANTE DE GOULD
 

 
 
 
EL DIAMANTE DE GOULD.

El origen de esta especie es de Australia, su tamaño es de 14 cm.

PARTICULARIDADES: El diamante de Gould es uno de los más vistosos pinzones, aunque el dibujo de cada uno de ellos puede ser realmente muy dispar. De esta manera, podemos encontrar diamantes de Gould con la máscara trazada en su cara de color negro, rojo, naranja o amarillo. Además, a través de su crianza, han originado diversos matices de colores en sus plumajes. Los diamantes más apreciados son los que tienen el dibujo de la cara de color rojo, aunque los que predominan más en la naturaleza son los de la máscara negra, mientras que los ejemplares de cara amarilla son muy poco frecuentes. Ambos sexos pueden ser del mismo color, pero las hembras suelen tener el plumaje del pecho y el vientre algo más pálido. Las crías, además de no tener aún los colores llamativos de los adolescentes, tienen el pico negro.

MATENIMIENTO: Hace mucho tiempo los diamantes de Gould eran considerados animales muy difíciles de domesticar por su necesidad de habitar en un ambiente muy cálido, ya que había que mantenerlos en una temperatura de entre 25 y 30 grados y una humedad del aire de 60-70 por ciento, y por eso los refugiaban en vitrinas. A pesar de ello, en las tiendas especializadas hoy en día pueden encontrarse ejemplares de grandes dimensiones que también se adaptan muy bien a la temperatura ambiente en jaulas o pajareras.

CRIAS: Durante la nidada, e incluso también durante la época de muda, es imprescindible que estén a una temperatura elevada (20-22 grados como mínimo), puesto que estos pinzones abandonan el nido durante bastante tiempo, lo que conllevaría que las crías se resfriasen si estubieran en un ambiente fresco. A menudo, la elección de la pareja puede originar algún que otro problema. Para solucionarlo, se recomienda mantener a varios ejemplares juntos para que ellos mismos se emparejen. La puesta es de 4 a 8 huevos que incuban ambos padres durante 14 o 16 días. En la elección de materiales con los que construir sus nidos, los diamantes de Gouldson bastante escrupulosos; si no muestran un gran interés en construir su propio nido, es que los materíales que tienen a su disposición no son de su agrado. Prefieren las ramas y tallos de agrostis, fáciles de encontrar en Europa central, aunque también se puede intentar con fibra de agave o de coco.
 
 


 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 

 
 

 
 

 
 
 

 
 
 
 
 

 

 
 
 
 
 
 
 

 
 

 
 
 
 





 




 

 
 

 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=